Ver reservas
Cerrar
Cerrar
Ver reservas
  • Reservesus vacaciones
  • Llegada
  • Salida
  • Adultos
  • Niños
  • Edades niños
    Niño 1
    Niño 2
    Niño 3

Palma y sus alrededores

Palma, capital de la isla española de Mallorca. Es uno de los puntos donde mas se concentra el turismo que elige visitar la isla. Es una ciudad llena de diversión, cultura, historia. A continuación vamos a mencionar unos cuantos sitios que podéis visitar durante vuestras vacaciones en la isla. 

La Catedral con el rosetón más grande del mundo gótico.

Su construcción fue promovida por Jaume II. La Seu, tal como es conocida por todos los mallorquines, es un templo gótico, aunque el portal mayor, que se terminó en 1601, pertenece al Renacimiento tardío.

Sólo dos veces al año se produce un fenómeno extraordinario que cada vez aglutina a más curiosos. Se trata del espectáculo óptico que ofrece el rosetón mayor de la Catedral. Cada  11 de noviembre y cada 2 de febrero en las primeras horas de la mañana,  entre las 8 y las 9 horas, la luz del sol proyecta sus vidrios de colores en la fachada de poniente, justo bajo el rosetón menor formando un mágico 8 de colores.

 

Sin duda la Catedral es el símbolo de la ciudad de Palma. 

El mercado del Olivar

El Mercat de l’Olivar está ubicado en pleno centro histórico de Palma. Construido en 1951, es un edificio luminoso de arquitectura mediterránea compuesto por dos naves perpendiculares convergentes que se abren como brazos acogedores hacia una plaza diáfana que invita al tránsito y el encuentro.

Los gremios de pescadería, carnes, frutas y verduras se reagruparon ubicándose en espacios propios aunque interconectados, reforzando la sensación de espacio esponjoso y organizado, colectivo y orgánico. Se potenció la iluminación natural facilitando la difusión de la luz, clara y mediterránea, por todo el edificio.

Al servicio de los mallorquines y de todos los visitantes amantes de la comida mediterránea.

El castillo de Bellver

Es una fortificación de estilo gótico. Está situado a unos tres kilómetros de la ciudad de Palma de Mallorca. Fue construido a principios del siglo XIV por orden del rey Jaime II de Mallorca.

La construcción del castillo de Bellver era consecuencia de una planificada organización de las acciones defensivas por parte de la Casa Real Mallorquina.

Es en el interior del castillo donde puede contemplarse toda su grandeza y exquisitez y ver que, aparte como fortaleza, el castillo fue concebido como una residencia real con unos acabados elegantes y refinados.

En él se desarrollan numerosas actividades culturales y lúdicas organizadas por el Ayuntamiento de Palma.